Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Todo lo que no sabías sobre implantes mamarios

aumento pecho

Que conste que no soy muy partidaria de las operaciones de cirugía estética.

Pero con lo que sí que estoy a favor es con que cada persona se sienta a gusto consigo misma y si existe un complejo que nos afecte psicológicamente, estoy totalmente a favor de pasar por el quirófano, eso sí, siempre eligiendo muy bien en manos de quien nos ponemos.

Muchas mujeres sufren ese complejo por el tamaño de sus pecho y, por ello, recurren a los implantes mamarios. Si es tu caso te recomiendo que leas este post en el que te cuento toda la información del aumento de pecho.

1. Existen dos tipos de relleno. Los implantes pueden ser de silicona o de silicona cohesiva y suero salino aunque la mayoría de los que se colocan en España son de silicona.

También hay que tener en cuenta la forma. Los hay redondos, que son los más utilizados, y los anatómicos, más naturales y duros y que se pueden rotar.

implantes mamarios

2. En cuanto a la calidad, las mejores prótesis son las americanas por su fiabilidad y control por la FDA (Food and Drug Administration) y las marcas más valoradas con Allergan y Mentor.

3. La anestesia es una de las cosas que más preocupan a la hora de una intervención de cirugía.

En este caso, debes saber que lo normal es que la anestesia sea general aunque dependerá del médico que nos trate ya que hay especialistas que recurren a la anestesia local o a medicamentos especiales para dormir la zona.

4. Las mejores vías de acceso para colocar las prótesis son la axilar (en pacientes jóvenes al ser la cicatriz invisible), la submamaria y las aerolaes, aunque esta última es la menos recomendada por las cicatrices y por tener que atravesar la mama.

La zona más común y la más indicada es la submuscular porque permite hacer mejor una mamografía después de la operación.

5. Otra de las dudas que te pueden asaltar es si se pueden romper. Es algo que no suele pasar pero, en caso de accidentes graves o traumatismos severos, se podrían producir roturas.

Si esto ocurre, se debe acudir al médico lo antes posible para solucionar el problema y evitar así daños mayores.

6. Los implantes no duran toda la vida y la gran mayoría hay que cambiarlos. Dependiendo del tipo y la marca, pueden duran de 1 a 20 años pero conviene realizar un seguimiento de su estado para comprobar que todo está bien.

7. Este seguimiento se realiza mediante una mamografía y/o ecografía de mama.

La mamografía también se realizará antes de la operación y, en el caso de las revisiones posteriores, se debe comunicar al especialista de la existencia de prótesis en los senos para que las tomas se realicen oblicuas o laterales.

Para un mejor diagnóstico también se puede hacer una resonancia magnética.

Estas revisiones son fundamentales para asegurarse de que todo haya salido bien y con el tiempo los implantes siguen en perfectas condiciones.

8. Además, también conviene adoptar hábitos de vida saludable y, por ello, es muy importante dejar de fumar para garantizar una recuperación más rápida ya que el tabaco influye negativamente en nuestra salud en todos los aspecto.

9. Y lo principal es que elijas bien. Existen diversas clínicas en Madrid que realizan este tipo de intervención, podéis ver algunas en Multiestética, pero hay que saber escoger el profesional adecuado y, por ello, os recomiendo que recopiles opiniones porque no deja de ser una intervención quirúrgica que tiene sus riesgos.

¿Te has planteado alguna vez someterte a este u
otro tipo de intervención de cirugía estética?
1 respuesta

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.