Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Una vez más, Un 10 en Belleza cambia

 

Los cambios a veces son para bien y otras para mal pero hay que arriesgarse.

Así que, tras meses y meses meditando, por fin me decidí a hacer el que, sin duda, es el cambio más importante que he realizado en el blog hasta el momento, migrar a WordPress.

Se ponen los pelos de punta sólo con leer esta frase o al menos a mí me pasaba pero necesitaba hacerlo cuanto antes.

Si sigues el blog, sabrás que hace tiempo sufrí un ataque cibernético en el que se hicieron con mi contraseña de Google y me clonaron la web desde China para sacar rendimiento de ello. Actualmente el problema está resuelto pero yo lo pasé muy mal y juré que haría todo lo que estuviera en mi mano para que nunca más volviera a pasarme.

Ya por entonces había barajado la posibilidad de migrar a WordPress pero, a raíz de este incidente, aún más. No quita para que me vuelva a pasar pero, en este sentido, hay que admitir que WordPress ofrece más “blindaje” en cuanto a seguridad.

Además, últimamente Blogger me estaba dando algún que otro quebradero de cabeza con la subida de fotos y otras cosas y era el momento de hacer el cambio.

En un principio, pensé hacerlo yo misma pero menos mal que desterré esta idea porque me habría quedado sin blog. Migrar más de 2.000 entradas ha sido tarea difícil para un profesional así que imagínate lo que habría sido para mí.

Al contratar el alojamiento web en Webempresa pregunté por alguien que me pudiera hacer la migración y me recomendaron la empresa Codection S.L.

Sin duda, una recomendación muy acertada porque tanto su trato como su profesionalidad han sido impecables. Además, debo agradecerles infinito la paciencia porque, como te decía, la migración se complicó un poco más de la cuenta dada la gran cantidad de contenido que debía migrar.

No es quiera hacerles publicidad pero, después de toda la guerra que les ha dado mi migración, consideraba más que necesario hacerles una mención en este post. Es lo menos que podía hacer.

Como veis, además de migrar a WordPress, he cambiado mi plantilla. Las plantillas de Blogger no son aptas para WordPress así que me decidí por ésta que es gratuita porque me gustó mucho su diseño y era justo lo que andaba buscando.

Ahora sólo me queda hacerme a WordPress y comenzar a manejar en su escritorio en el que todo es nuevo para mí.

Por ello, te pido paciencia porque durante estos días puede que el blog esté un poco “patas arriba” o las imágenes no se vean bien, etc.

Espero que poco a poco todo vaya volviendo a la normalidad y que, después de la mudanza virtual, por fin, me pueda sentir como en casa.

 

¿Qué te parece el cambio? ¿Eres de Blogger o de WordPress?

Sin comentarios

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.