Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Cómo conseguir un vientre plano (sin moverte de la silla)

Si quieres mejorar tu figura pero te escudas en que no tienes tiempo porque te pasas largas horas sentada frente al ordenador, ya no hay excusas. Ahora puedes conseguir un vientre plano sin moverte de la silla.

Sí, sí, es posible y, en este post, te voy a contar cómo puedes conseguirlo.

Alternativas al gimnasio para perezosas

Aunque lo ideal sea sacar tiempo y ganas para salir a correr, a caminar o ir al gimnasio, lo cierto es que no siempre es fácil.

La pereza y la falta de fuerza de voluntad son generalmente los peores enemigos del deporte así que hay que buscar otras alternativas para poder realizar alguna actividad física por poca que sea.

Bajarte una parada antes y caminar hacia el trabajo, subir las escaleras del metro o ir en bicicleta a trabajar son pequeños gestos que te ayudan a estar un poco más en forma y mejorar tu condición física.

Además, incluso sentada en la silla de la oficina, también puedes tonificar tu abdomen con los 4 ejercicios que nos propone la entrenadora personal Marta Rosado.

 

vientre plano

4 ejercicios conseguir un vientre plano sin moverte de tu puesto de trabajo

1. Junta las piernas, apóyate en la silla, mantén la espalda recta, levanta las rodillas hacia el pecho. Mantén los músculos abdominales en tensión y regresa las piernas a la posición inicial, pero no dejes que toquen el piso, elevando de nuevo. Puedes apoyarte en el reposa brazos con tus manos para ayudarte (haz 25 repeticiones). 

 

2. Siéntate en la orilla de una silla, mantén la espalda recta. Apóyate en la silla con las manos a los lados de tus piernas. Inclina el cuerpo hacia un lado, apoyándote sólo en un glúteo. Junta las piernas y lleva las rodillas hacia el pecho, como en el ejercicio anterior.

 

Regresa a la posición inicial. Repite, inclinándote hacia otro lado. Haz 25 repeticiones de cada lado (haz 25 repeticiones de cada lado).

 

3. Siéntate en la silla, mantén la espalda recta, no te apoyes en el respaldo. Coloca las manos detrás de la cabeza.Levanta la rodilla derecha hacia el pecho. Al mismo tiempo, inclina el codo izquierdo hacia ella de tal forma que se toquen.Regresa a la posición inicial (repite 25 veces). Cambia la rodilla y el codo (haz 25 repeticiones para otro lado).

Alterna el movimiento izquierda derecha 25 veces más.

 

4. Siéntate en la silla y, apoyada con las manos en el reposa brazos, levanta el cuerpo separando la cadera de la silla y los pies del piso. Al mismo tiempo, usa tu abdomen para llevar las rodillas hacia el pecho.

Mantén la posición durante al menos 15 segundos, luego bájate y descansa. Repite el ejercicio 15 veces.
¿Eres de las perezosas o realizas deporte con frecuencia?
1 respuesta
  • angeles
    diciembre 18, 2017

    Yo para el ejercicio no soy nada perezosa pues me encanta hacerlo.

    Deja tu comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *