Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Poniendo a prueba la manicura permanente de Pink Gellac

manicura permanente pink gellac

Este mes estoy de un atrevido que no me lo creo ni yo. Primero fue el lifting de pestañas y ahora me he animado a probar la manicura permanente.

Llevaba mucho tiempo queriendo probarla pero la verdad es que aunque hay muchas opiniones favorables, también las hay bastante desfavorables y mi mayor temor era destrozarme las uñas.

Así que, tras mucho leer e informarme sobre el tema, acepté probar uno de los kits de inicio de Pink Gellac ya que, cuando es número 1 en ventas en Europa, por algo tiene que ser.

Un kit muy completo

El kit de manicura permanente de Pink Gellac incluye:

– Un esmalte en gel de 15 ml en el tono 156 Tropical
– 1 lámpara LED Pink Gellac
– 1 base Pink Gellac Base2
– 1 brillo Ultra Shine 15ml
– 1 limpiador de uñas Cleaner 50 ml
– 1 lima de uñas 240-180
– 1 palito de naranjo
– 10 toallitas limpidoras de uñas
– 10 bolsitas quitaesmalte

 

Paso a paso

1. En primer lugar empujaremos las cutículas para atrás con el palito de naranjo. Se pule la uña con la parte rosa de la lima y con la blanca se le da forma.

2. Después se impregna con el limpiador una de las toallitas de uñas y le limpia bien la uña para eliminar la grasa y que se adhiera bien la base.

3. Una vez que la uña esté bien limpia, aplicamos una fina capa de base asegurándonos dejando un milímetro de distancia entre el esmalte y la cuticula. Después dejamos secar la base bajo la lámpara de LED durante 15 segundos.

4. A continuación, se aplica una fina capa del color y se deja secar durante 60 segundos bajo la lámpara de LED.

Para un mejor resultado se debe aplicar una segunda capa y volver a secar durante otros 60 segundos bajo la lámpara de LED.

5. Y, para finalizar, se aplica una fina capa de brillo y se deja secar durante 60 segundos bajo la lámpara de LED.

El resultado

Debo admitir que la primera vez que la usé el resultado no fue demasiado satisfactorio aunque, claro, lo hice a toda prisa porque esa tarde tenía un evento y tenía que hacer mil cosas antes de irme.

Las prisas no son buenas y, una vez más, lo he comprobado.

Así que, después de ese “intento fallido” decidí darle una segunda oportunidad y, aquí sí, el resultado fue espectacular.

manicura permanente pink gellac

 

Lo primero que debo destacar es que la lámpara de LED seca a la perfección el esmalte y cuando terminas puedes coger lo que quieras sin temor a quitarte el esmalte.

Para mí, que soy una torpe con las uñas, ésto es maravilloso porque normalmente me pinto las uñas y por mucho que las dejo secar al final siempre me ocurre algún accidente y acabo con una o varias uñas hechas un desastre.

Lo segundo es la duración del esmalte, por eso lo llaman permanente, claro.

Normalmente mi manicura suele durarme un día escaso (eso teniendo en cuenta que pase las primeras horas intacta).

El teclado del ordenador, el agua y, para que nos vamos a engañar, que no tengo cuidado al día siguiente me las tengo que volver a pintar porque son un desastre.

Pero con la manicura de Pink Gellac ésto no me pasa. Da igual lo que haga que el color y el brillo pemanecen intactos, algo a lo que tampoco estoy acostumbrada.

En cuanto a la duración, siguiendo al pie de la letra las instrucciones, suele durar bastante aunque no he conseguido llegar a los 14 días que promete.

Así que, en resumen, puedo decir que estoy más que satisfecha con el resultado y, si estáis dudando si dar el paso o no, os atreváis a probarla porque no os arrepentiréis.

Además, ahora la tenéis disponible en la web por tan sólo 49,50€.

Y si queréis que os salga gratis, podéis participar en el sorteo que encontraréis en mi cuenta de Instagram.

¿Ya habéis probado la manicura permanente?
¿Cuál es vuestra marca favortita?

 

 

 

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.