5 errores que no debes cometer en verano

errores que no debes cometer en verano

El verano es para relajarse y desconectar, pero tampoco hay que pasarse para no dar al traste con todo lo que has conseguido hasta el momento. Y es que cuando llegan las vacaciones nos transformamos cual Gremlins en el agua y modificamos los hábitos de vida para mal. ¿Quieres saber cuáles son los 5 errores que no debes cometer en verano? Aquí te lo cuento.

Lo sé, en verano las tentaciones están a la orden del día. La cervecita, el aperitivo, las comidas fuera de casa,… Oye, todo eso está muy bien. De hecho, soy la primera que me relajo y aparto mi estilo de vida saludable para adoptar por otro más relajado y menos estricto.

Y es que desde el confinamiento he cambiado por completo mis hábitos. Estar en casa me hizo darme cuenta de que hay cosas que tenían que cambiar y mi alimentación era una de ellas. Además, comencé a hacer más deporte, algo que me ha venido fenomenal y agradezco enormemente (y eso que era como super perezosa).

El verano pasado incluso salía a andar y a correr todos los días. Y aunque me pasaba como todo hijo de vecino, intenté compensar los excesos con otros días de «desintoxicación», por así decirlo. Este año quiero hacer lo mismo para evitar cometer esos errores que luego tanto te cuesta remediar cuando acaban las vacaciones.

Errores que no debes cometer en verano y que la asesora nutricional María Caro de Anaconda Foods te explica a continuación. Y es que relajarse es normal, pero es importante alcanzar un equilibrio para evitar pasarse de la raya más de la cuenta.

5 errores que no debes cometer en verano

1. Practicar menos deporte

Es uno de los más frecuentes. Nos curtimos en el gimnasio o en casa todo el año y llega el verano y el sedentarismo se instala en nuestras vidas. ¿Por qué? Muy sencillo. Tal y como explica la experta, «una vez conseguimos el objetivo del físico del verano y empezamos a disfrutarlo, se nos olvida mantenerlo y caemos en el sedentarismo. Será cuestión de semanas ver que nuestro cuerpo retrocede y echamos por la borda todo el sudor que nos costó llegar a él.»

«No es necesario seguir una estricta rutina, basta con aprovechar los días de piscina o playa para nadar un poco, pasear, jugar a las palas o practicar algún deporte acuático, como paddle surf o piragüismo. Esto no solo te ayudará a
mantenerte, sino que, además, te sentirás enérgico y saludable.»

mujer paddle surf

2. Comer más y alimentos más copiosos

Es una realidad. No sé si será cierto eso de que la piscina y la playa da hambre, pero, en mi caso, se cumple y eso que intento controlarme un poco. En vacaciones solemos comer más y más copioso y eso se traduce en unas digestiones más pesadas.

«En verano tenemos más tiempo libre y más planes, que siempre van de la mano de comidas y cenas con amigos, los siete días de la semana. Intenta optar por aquellos platos típicos de la estación, que son frescos y sanísimos, como las ensaladas, gazpacho o melón con jamón, y cambia el pescado frito por riquísimos espetos a la brasa, que además de estar deliciosos, aportaran gran cantidad de nutrientes.», así lo explica María Caro.

Esto no quiere decir que lleves a rajatabla una alimentación sana y equilibrada a diario. Es importante ser flexibles, pero, como te decía, siempre manteniendo el equilibrio. Tu salud y tu estómago te lo agradecerán.

3. Beber poco agua y mucho alcohol

En vacaciones se come y se bebe más, pero no solo agua, también se aumenta la ingesta de alcohol. La cerveza o el tinto de verano son algunas de las bebidas más solicitadas para combatir el calor, aunque también hay que se consciente de que son las que más engordan. Y si hablamos de los cócteles o los combinados, ya ni te cuento.

«No es necesario que te vuelvas abstemio, pero intenta controlar su consumo, optar por bebidas más saludables como el vino (y si es rebajado con gaseosa, mejor) y beber mucha agua. Prueba a combinarla con pepino, menta o limón. Además de refrescarte en estos meses de calor, está muy rica y es la mejor aliada para que mantengamos la energía y luzcamos radiantes.», sentencia la nutricionista.

4. Picotear más

¿Confirmamos que el aperitivo es uno de los grandes placeres veraniegos? ¡Confirmamos! El picoteo en la playa, en la piscina o con los amigos es algo que no se puede remediar. ¡Para eso está el verano! Pero vuelvo a recalcar que siempre con control.

Como dice María, «no te preocupes, no te vamos a decir que no lo hagas, solo se trata de escoger bien, como unas aceitunas o unos snacks saludables y bio, elaborados con proteína vegetal, al horno y sin harinas procesadas.»

5. Comer demasiado helado

Aunque tomar helado tiene muchos beneficios, no conviene abusar. Suelen contener muchas calorías y aditivos artificiales. Por eso, es mejor que «optes por helados de frutar naturales, incluso hacerlos tú mismo en casa, como
un sorbete de sandía, helado natural de plátano, granizado de limón o de frutas», como explica la asesora nutricional.

En resumen, disfruta de tus vacaciones a tope, pero sin olvidar los errores que no debes cometer en verano. Así te costará menos retomar el deporte y recuperar tu estilo de vida.

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

En cumplimiento de la legislación española vigente en materia de protección de datos de carácter personal y del reglamento europeo RGPD 679/2016 le informamos de:
Responsable: Ana María San Vicente + info
Finalidad: Gestión del envío de información solicitada, gestión de suscripciones al blog y moderación de comentarios. + info
Legitimación:: Consentimiento expreso del interesado. + info
Destinatarios: No se cederán datos a terceros para la gestión de estos datos.
Derechos: Tiene derecho a Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional. + info
Información adicional:: Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos Personales en mi página web un10enbelleza.com + info